Entorn del llibre de F. Canals i Vidal: “Sobre la esencia del conocimiento”

Pels volts dels anys seixanta passá per Sant Cugat el filosof luvanies; Louis de Raeymeker. Era l’epoca immediatament anterior al Concili. En les Facultats eclesiastiques la insatisfacció de l’alumnat envers l’ensenyament escolastic era moneda corrent. No recordo exactament de que va parlar el professor Raeymeker. M’imagino que tocaria algun punt de la problematica filosófica, potser la filosofia de l’ésser, des del corrent del tomisme luvanies que ell representava. El que sí recordo és que, en acabar, algú li va engegar més o menys aquesta pregunta: «¿Podríeu dir~nos que dimonis vol dir ser tomista en un món com el nostre, tan diferent del de Sant Tomas?».

Verdad e inteligibilidad. Los rasgos invariantes de la teoría platónica de las ideas

Pocas doctrinas filosóficas han ejercido un influjo tan duradero como la teoría platónica de las Ideas. Las opiniones sobre ella, referidas al modo adecuado de entender las Formas y a su sentido metafísico último, se han sucedido ininterrumpidamente desde que Platón la formulara en sus diálogos. Su discípulo más inmediato es el primero de una interminable serie de pensadores, que llega hasta nuestros días, empeñados en desentrañar la significación del complejo sistema platónico.

El ser principal y Dios: Una observación a la teología de Maimónides

En la historia de la teología se han señalado como dos trayectorias en la tematización de Dios intrínsecamente diferentes: la concepción esencialista y la concepción existencialista de Dios. Según la primera «Dios ha sido advertido como el ente por excelencia y en su grado más alto»; para ella «Dios es siempre algo, por sublime que sea». Para la segunda, «sobrepasado el nivel óntico y alcanzado el plano existencial», la esencia de Dios es pura existencia y por ello «sabemos que Dios es, pero no lo que es, ni tiene nombre, puesto que solamente es».

Amor y comunicación

Todos los estudiosos de las ciencias humanas coinciden en registra que en nuestro tiempo la amistad ha perdido valor. Conserva aún un cierto prestigio, pero su práctica casi ha desaparecido por completo. Incluso el término «amigo» en la vida cotidiana parece no guardar relación con la amistad.

Número 97

Año 37 | 1988 Artículos Amor y comunicación Eudaldo Forment Giralt El ser principal y Dios: Una observación a la teología de Maimónides Juan A. García González Verdad e inteligibilidad. Los rasgos invariantes de la teoría platónica de las ideas José Luis del Barco...