A través de la nada de la angustia a Dios, “Pastor del ser”

¿Existe Dios? El hombre nunca dejará de plantearse esta pregunta, a no ser que retrocediera volviéndose un animal ingenioso e inteligente y olvidara su ser hombre, según explica KARL RAHNER en su obra Grundkurs des Glaubens. El hombre es hombre sólo con Dios: sin la capacidad de transcender espiritualmente la realidad finita como acontece en el conocer y en el “tender a” no podría entrar en relación libre con la totalidad de la realidad. Si nosotros por ser hombres estuviéramos totalmente entrelazados con nuestro entorno de forma que no pudiéramos tomar cierta distancia respecto a todo ente y, sobre todo, respecto a nosotros mismos, entonces no nos diferenciaríamos de forma esencial de un animal. No podríamos situarnos ante nosotros mismos de una forma consciente, ni tampoco podríamos comprendernos en nuestra unicidad personal.