Sobre el concepto de naturaleza en el personalismo

El objetivo de este texto es intentar determinar la noción de naturaleza que usa la filosofía personalista. La meta es ciertamente difícil porque este concepto es central en la filosofía y, por tanto, incorpora en su misma estructura una enorme tradición de pensamiento. Además, dada la alergia que la filosofía tiene a la univocidad, existen numerosísimos conceptos de naturaleza, dificultad que no se resuelve acudiendo al lenguaje común sino que más bien se agiganta. Pensemos, por ejemplo, en expresiones como “es natural que sea así”, “la naturaleza humana”, “naturaleza y gracia”, “es de buena naturaleza”, “un producto natural”, “de naturaleza material”, “hay que proteger la naturaleza” que, dentro de una cierta comunidad de significado, apuntan a realidades bastante diversas. Resulta imprescindible, por tanto, delimitar más estrictamente el objetivo de estas páginas para no pecar de pretenciosos y, puesto que no es posible definir unívocamente el concepto de naturaleza, parece que lo más adecuado es identificar sus sentidos principales y establecer la posición del personalismo con respecto a ellos.