Algunas implicaciones filosófico-científicas en el hecho religioso

En el curso de su viaje a Fátima, el Papa Pablo VI subrayó que en el mundo de hoy había dos problemas fundamentales: la paz y la fe. La paz es el problema del cuerpo de la humanidad, del futuro material. La organización de la sociedad internacional debe impedir el despliegue de guerras, que hoy podrían convertirse en un suicidio colectivo. El otro problema, el de la fe ( el hecho religioso), es completamente vital también. Es el problema del alma de la humanidad.

La filosofía aristotélica y la “sacra doctrina” según Santo Tomás

La lucha contra los destructores de la metafísica asume, en Aristóteles, la forma de una defensa de los primeros principios. Estos son principios evidentes que nadie puede negar sin negarse a sí mismo, también principios lógicos que estarán en la base de todo conocimiento.
Se trata de las primeras verdades o primeros juicios del entendimiento, no innatos como pensaba Platón, sino deducidos de la experiencia mediante la inducción Ellos son de tal manera seguros que constituyen la base de toda certeza, por otra parte son universales en cuanto son principios del ente, no de una forma particular de ser (lo que es no puede no ser)”.