Cientifismo marxista

Los grandes padres del Marxismo siempre han abrigado la pretensióri. de identificar su propia ideología con la ciencia. No se resignan a reconocer que su ideología es una más entre las muchas que se dieron en la historia de la Humanidad. Su ideología es, para ellos y sus fieles creyentes, algo más estable, algo más objetivo, que una simple ideología. Para ellos es ciencia. Pero ni siquiera se conforman con identificarla con una de las muchas ramas que hoy tiene la ciencia; con la Sociología, por ejemplo. Su ideología es mucho más; es la ciencia reina, fundamento y modelo de toda otra ciencia.

Cientifismo marxista

Se da por sentado como verdad indiscutible que, fuera de nuestros sentidos e independientemente de nuestras percepciones, existen las cosas, el mundo de la Materia. La Materia es una realidad objetiva que existe antes e independientemente de la conciencia que la conoce. Es objetiva y absoluta. Este postulado es el talón de Aquiles o columna fundamental en que
se apoya el materialismo marxista.

Mitos del Gran tiempo en San Agustín

Este análisis del tiempo en san Agustín es sólo un capítulo de un estudio más amplio sobre los mitos del Gran Tiempo en distintas tradiciones culturales como la griega, la bantú o la hindú. Se llaman aquí mitos del Gran Tiempo a aquellas creencias, generalmente vividas de forma inconsciente, sobre el transcurrir del tiempo global del cosmos como totalidad y de la vida de cada ser humano. Y es que el hombre que piensa necesita encontrar un sentido para la existencia y sus aconteceres. Para ello crea esos mitos de un tiempo global que abarca todas las existencias y todos los acontecimientos. En él todos adquieren una determinada razón de ser. Son mitos que buscan una determinada justificación transhistórica a todo cuanto acontece en la historia.

Derechos Humanos según el binomio natural-sobrenatural en Escoto y Cayetano

La palabra “naturaleza” y la expresión “lo natural” adquieren un nuevo universo semántico cuando se las contrapone a lo que se expresa con la palabra “sobrenatural”. Se trata de un significado distinto al que tienen cuando se las considera en las contraposiciones naturaleza-ley de los sofistas, naturaleza-técnica de Aristóteles, naturalezapersona en la teología trinitaria y cristológica del cristianismo, naturaleza-persona en ciertas filosofías existencialistas, naturaleza-ciencia en el campo científico moderno, naturaleza-cultura en la Antropología Cultural moderna, o derecho natural-derecho positivo en la historia del Derecho.