La inteligencia espiritual del Misterio de Dios según santo Tomás de Aquino

Santo Tomás de Aquino es un Magister in Sacra Pagina. La inteligencia espiritual del misterio de Dios es uno de esos conceptos que santo Tomás ha formado a partir de la lectura de la Sagrada Escritura, particularmente de san Pablo y de san Juan. Justamente es el adjetivo “espiritual” el que al calificar la inteligencia del misterio de Dios le da su sentido peculiar. Con él santo Tomás califica a aquel conocimiento salvífico del misterio de Dios que realmente introduce en la salvación y en la perfección. Se contrapone a otros conocimientos que no se abren a la revelación salvífica de Dios y que son calificados como carnales o literales. Concretamente el Aquinate, siguiendo a san Pablo, considera el conocimiento de la razón que se cierra o de una fe que no se abre a la plenitud de la revelación como un conocimiento carnal. La inteligencia espiritual en santo Tomás puede poner de relieve aspectos no tan conocidos de su pensamiento y servir para iluminar algunas cuestiones actuales como la hermenéutica bíblica contemporánea.

El fundamento escriturístico de la ley natural según santo Tomás de Aquino

El objeto de este artículo es presentar brevemente el fundamento escriturístico de la ley natural en santo Tomás de Aquino. Al hacerlo se nos revela toda la amplitud y profundidad que tiene la concepción de la ley natural en santo Tomás, especialmente en cuanto participación de la ley eterna y en cuanto a su insuficiencia para conducir al hombre a su perfección.
Con ello, pretendemos colaborar a la tarea propuesta por el Magisterio de profundizar en la ley natural, viéndola como un instrumento que puede ofrecer a la sociedad contemporánea una base de convicciones morales sólidas sobre la que fundar su vida personal y social.