El ser y el sentido. Notas husserlianas

Con el redescubrimiento de la intencionalidad, Husserl acaba con las doctrinas que, durante casi tres siglos, han concebido el conocimiento como representación.
Casi toda la filosofía moderna, desde Descartes, explica el conocimiento como una relación entre dos cosas: la cosa que está en la conciencia (la idea) y la cosa que está fuera de la conciencia. La idea representa (medium quod) a la cosa. Conociendo la idea, conozco (mediatamente) la cosa.

El marxismo, ¿Ciencia, Ideología, Gnosis?

Alain Besançon, en su libro La confusión de lenguas, dedica un capítulo a estudiar el fenómeno actual de la ideología y la interpreta como la forma moderna de la gnosis. La define así: «La gnosis es una corrupción de la fe por la especulación y de la especulación por la fe … La ideología es una corrupción de la gnosis por la ciencia y de la ciencia por la gnosis.» Su representante más acabado en nuestro tiempo es el marxismo-leninismo.

La persona humana. Síntesis de la concepción antropológica de K. Wojtyla

La antropología filosófica del autor está basada en el análisis experiencia de la acción humana. Se sirve del método fenomenológico, con sus etapas particulares de inducción y reducción, consiguiendo una descripción, explicación e interpretación de la realidad personal. Se pretende un conocimiento transfenomenológico del hombre, una penetración en la realidad existente de la subjetividad personal, la revelación o manifestación de lo irreductible de la persona.

La interpretación de Santo Tomás en García Morente

En las historias de la filosofía, antologías y diccionarios, se atribuye, comunmente, a García Morente, tres o cuatro etapas en su pensamiento: neokantiana, bergsoniana, fenomenológica y, algunos, la orteguiana. No se le asigna una última fase tomista. A veces indican que, después de su conversión al catolicismo, en su preparación para su casi inmediata ordenación sacerdotal, estudió la teología y filosofía tomista. Seguramente porque se cree que su retorno a la Iglesia no supuso «ninguna negación de su pasado, excepto evidentemente el rechazo del inmanentismo y del indiferentismo religioso». Independientemente de ello, sin embargo, se puede hablar de una etapa tomista en García Morente, incluso de una visión original, aunque no completa, del tomismo.

Número 93

Año 35 | 1986 Artículos La “Memoria Dei” en el libro X de las confesiones Joan Pegueroles La interpretación de Santo Tomás en García Morente Eudaldo Forment Giralt La persona humana. Síntesis de la concepción antropológica de K. Wojtyla A. Jiménez Guerrero...