Nuevas colecciones Filosóficas en España

La Editorial Alfaguara presenta así su colección «Clásicos Alfaguara», dirigida por Claudio Guillén: «Clásicos Alfaguara pretende abrir las fronteras nacionales y aproximar no ya los clásicos de Europa, sino de América, Asia y Africa. Así se consagran varios volúmenes a las civilizaciones árabe, hebrea, china, japonesa e india… La presentación de cada clásico (el prólogo, las notas, el aparato crítico) intentan clarificar y hacer más accesible al lector la tarea interpretativa de la obra».
La Colección incluye también obras clásicas de la Historia de la Filosofía, tres de las cuales vamos a reseñar.

El ente y la existencia en Suárez

En artículos anteriores quedó bien establecido que el ente de Suárez incluye intrínsecamente, no solamente la esencia, sino también la existencia: el ente es lo existente en acto o en potencia es decir, es lo existente aptitudinalmente, lo existente prescindindo del tiempo y modo de existencia, lo cual se explica del siguiente modo. Podemos concebir primero el existente pasado, el existente presente, el existente futuro, el existente posible o hipotético, que es aquel existente libre de contradicción que se daría si fuera creado; el existente necesario, el existente contingente.

La metafísica de M.F. Sciacca

Sciacca rechaza el inmanentismo fenomenista, tanto en la dirección naturalística, como en la historicística, cuyo único interés es el mundo, lo mundano. Asimismo, afirma que la filosofía no puede reducirse a la ciencia ni depender de ella.

San Agustín y el ateismo moderno

San Agustín toca muy pocas veces y siempre de paso el problema del ateísmo. Le parece a San Agustín que el ateísmo es una locura de pocos: insania ista paucorum est. Piensa San Agustín que la razón humana, salvo contadas e indignas excepciones, siempre ha conocido a Dios como autor del universo: Haec est vis verae divinitatis ut creaturae rationali iam ratione utenti non omnino ac penitus possit abscondi. Exceptis enim paucis in quibus natura nimium depravata est, universum genus humanum Deum mundi huius fatetur auctorem. El ateo, para San Agustín, es un degenerado; la causa del ateísmo es el desorden moral: af ectiones corrumpunt animam et sic excaecant ut possit etiam dicere: non est Deus. Según San Agustín, el problema no es la existencia de Dios, sino la naturaleza de Dios: Deus ubique secretus est, ubique publicus; quem nulli licet ut est cognoscere, et quem nema permittitur ignorare.

Número 81

Año 29 | 1980 Artículos San Agustín y el ateismo moderno Joan Pegueroles La metafísica de M.F. Sciacca Narciso Juanola Soler Notas y documentos Filosofía de la ciencia Juan Roig Gironella El ente y la existencia en Suárez José Hellín Nuevas colecciones Filosóficas en...