La visión del Universo en la vida humana

Con argumentos evidentes demuestran en perfecto acuerdo la filosofía racional y la astronomía y demás ciencias naturales el hecho de que la evolución de todos los elementos del Cosmos está dirigida a fines claramente determinados y que cada uno de ellos recorre su camino así trazado sin desviarse de él; y aunque la observación y la experiencia no lo pusiesen de manifiesto, bastaría la razón poderosa de que ellos son incapaces de guiarse por sí mismos: tienen excelentes disposiciones para obedecer a las leyes que les son impuestas; pero carecen de iniciativa para valerse por sí.

Mauricio Blondel. En el primer centenario de su nacimiento

«Mon frere? Il est tres jeune!» Así, con mucha seriedad me decía en París en 1947, con noventa y tres años a cuestas el hermano de Mauricio Blondel que contaba ya 86 cumplidos, sin hablar de los antepasados que desde los orígenes medievales de esta familia borgoñesa, difícilmente se han dejado convencer a dejar esta tierra antes de los 100, aunque fueran embajadores ante el ceremonioso Gran Turco o combatientes napoleónicos en las campañas de España y de Rusia. Mauricio -«muy enclenque» desde los dieciséis de edad, enjuto, chaparro- no desmintió el renombre de «raza fuerte» a la cual pertenecía. Nació el 2 de noviembre de 1861 en Dijon; un día antes de su muerte, que acaeció en Aix-en-Provence el 4 de junio de 1949, firmó el contrato del libro, publicado póstumo, Exigencias filóosóficas del cristianismo.

Número 40

Año 10 | 1961 Editorial Fijar el núcleo fundamental Sin autor Artículos Mauricio Blondel. En el primer centenario de su nacimiento Michele Federico Sciacca La visión del Universo en la vida humana Antonio Dué Rojo Notas y documentos La oposición...