San Agustín: el orden en Dios y en la naturaleza.

En el presente artículo vamos a explicar cuál el sentido del orden en Dios y en la naturaleza dentro de la filosofía agustiniana. El problema con el que nos enfrentamos al tratar de definir el orden es su polivalencia semántica1 en los escritos de Agustín. No se trata de un concepto análogo, pues el sentido que adquiere en cada uno de los ámbitos en que se aplica es originariamente diferente, manteniendo sólo en común su carácter positivo y dinámico, y su relación con la unidad.

La ética de Jaime Balmes

Todos los escritos balmesianos están penetrados de la mirada filosófica, religiosa y ética. Resulta tentador intentar una sistematización de su pensamiento sobre la ética y ahora he caído en esta tentación.

Josef Pieper y el humanismo tomista

Josef Pieper ha llegado al final de su fecunda existencia el 6 de noviembre de 1997 en Münster en Westfalia. Deja tras sí una larga estela de admiración, de reconocimiento, tanto a su persona cuanto a su ingente producción literaria. El homenaje que le han tributado sus discípulos en el año 1994, al cruzar el umbral de los 90 años, ha sido elocuente. Más de 600 intelectuales de todos los continentes se daban cita en Münster para venerar a un maestro. Le han admirado sobre todo los jóvenes que perciben la miseria de la cultura presente y la urgencia de dar respuesta a los retos que plantea el tercer milenio a las puertas.

A través de la nada de la angustia a Dios, «Pastor del ser»

¿Existe Dios? El hombre nunca dejará de plantearse esta pregunta, a no ser que retrocediera volviéndose un animal ingenioso e inteligente y olvidara su ser hombre, según explica KARL RAHNER en su obra Grundkurs des Glaubens. El hombre es hombre sólo con Dios: sin la capacidad de transcender espiritualmente la realidad finita como acontece en el conocer y en el «tender a» no podría entrar en relación libre con la totalidad de la realidad. Si nosotros por ser hombres estuviéramos totalmente entrelazados con nuestro entorno de forma que no pudiéramos tomar cierta distancia respecto a todo ente y, sobre todo, respecto a nosotros mismos, entonces no nos diferenciaríamos de forma esencial de un animal. No podríamos situarnos ante nosotros mismos de una forma consciente, ni tampoco podríamos comprendernos en nuestra unicidad personal.

Fin de milenio: el problema de tiempo

El final del segundo milenio, al que nos estamos acercando, es una fecha de gran importancia, porque, como dijo Juan Pablo II en la Carta Apostólica Tertio Millenio Adveniente, en noviembre de 1994: «Los dos mil años del nacimiento de Cristo –prescindiendo de la exactitud del cálculo cronológico– representan un Jubileo extraordinariamente grande no sólo para los cristianos, sino indirectamente para toda la humanidad, dado el papel primordial que el cristianismo ha jugado en estos dos milenios».

El concepto de verdad en Postscriptum de Kierkegaard

El título completo de la obra es: Postcriptum final no científico a los Fragmentos de filosofía. “Final”, porque Kierkegaard pensaba que era su última obra y que iba a morir pronto. “No científico”, porque, aunque toca temas profundos, no quiere ser científico ni especulativo como Hegel, sino sencillo y llano en la exposición.

Díptico sobre la felicidad

El hombre está internamente dividido entre el deseo y el deber. Por un lado, desea ser feliz; por otro, debe ser bueno. Buscar la felicidad y cumplir el deber, dos tareas divergentes impuestas al hombre. ¿Cómo superar, cómo unificar este dualismo?

Biografía filosófica

Mis primeros veinte años de docencia de la Historia de la Filosofìa (iniciada en 1961) los pasé acompañado por san Agustín, que es como decir acompañado por Platón. La participación en el Ser, en la Verdad y en el Bien, por parte del hombre, fue mi primer descubrimiento filosófico, mi primera verdad personal. Que Dios entra, como dice Scheler, en la definición del hombre.

Joan Pegueroles: veinte años en la dirección de «Espíritu»

A principios del año 1979, el P. Joan Pegueroles, S.I, tomó la dirección de «ESPÍRITU», a petición de su fundador y director Juan Roig Gironella (1912- 1982). La revista la había fundado en 1952, como órgano del Instituto Filosófico de Balmesiana, también creado por él tres años antes –hace ahora exactamente cincuenta años–. Su finalidad, siguiendo el espíritu de los fines de la Fundación Balmesiana, era y continua siendo la de «fomentar, defender e incrementar el desarrollo de la Filosofía Cristiana». La revista «Espíritu», desde la primera dirección del P. Roig y la actual del P. Pegueroles, ha venido cumplido fielmente este cometido intelectual y cultural, como importante actividad del Instituto filosófico.