Ética y política en Platón: la función de la virtud (I)

El pensamiento occidental tiene en Platón sus orígenes, pues es él quien inicia el estudio serio de casi todos los grandes problemas filosóficos, entre los que cabe incluir la política. Así, la teoría política de Platón ha sido el fundamento de fructíferas especulaciones subsiguientes acerca de la naturaleza y de las características del Estado. Ello no significa que no existiese antes en Grecia un pensamiento político, sino que debemos esperar hasta Platón para hallar un sistema político coherente, una teoría jurídico-política acabada o, lo que es lo mismo, una teoría filosófica del Estado.

Apuntes en torno a la antimetafísica

Soplan vientos contrarios a la metafísica. No son nuevos, son casi tan viejos como la misma metafísica.
Es sabido que en el contexto de la posmodernidad –quizás el movimiento filosófico que en la actualidad mejor ha sabido llegar al público– se defiende un abandona de la metafísica. La metafísica ha llegado a su fin. Hemos de aceptar su ausencia y acostumbrarnos a vivir sin ella, a vivir sin la pretensión explicativa y fundamentadora de la metafísica. Lo propio de nuestro tiempo, afirma Vattimo, es la postmetafísica. Vivimos en la época del “pensamiento débil”. Una vez se ha mostrado la inutilidad del esfuerzo metafísico, no resta sino abandonar esta vía muerta.

Para una metafísica del mal

Uno de los últimos escritos de Don Carlos Cardona, fallecido cuando estaba al apogeo de su creatividad, lleva el título La metafísica del bien y del mal. El argumento de este libro trata del ser y de la acción, de la persona de su libertad, del amor y de la ordenación del amor hacia el bien. Al final de su libro el ilustre autor y filósofo nota que el término del laborioso camino de la libertad creada es la unión de amistad definitiva con Dios.

Jaime Balmes (1810-1848): en favor de la filosofía

Dionisio Roca, en su reciente libro Balmes (1810-1848), de la colección «Filósofos y Textos», que dirige el profesor Luis Jiménez Moreno, señala que, todavía en la actualidad: «No parece, a primera vista, que Jaime Luciano Balmes haya sido un pensador tratado con la debida ecuanimidad en la historia del pensamiento (…) Una explicación radical, aunque oculta e inconfesada, para menosprecio semejante puede encontrarse en la actitud independiente, libre e incondicional de Balmes en su búsqueda de la verdad, sea cual sea su origen o procedencia».

La realización de la idea (Pareyson) y el desarrollo de la idea (Newman). A partir de Gadamer

He mostrado, en trabajos anteriores, que la hermenéutica de Gadamer tiene su centro en un nuevo concepto de representación (que llamo representación B). Una representación que no representa (no es copia de un modelo), sino que hace presente (como la representación teatral de Hamlet).
Intentaré mostrar en estas notas que la estética de Pareyson parte de este mismo nuevo concepto de representación (independientemente de Gadamer). Y que por tanto la representación B explica tanto el conocimiento como la realización de la obra.

Aristóteles y la escolástica en Freud a través de Brentano

Cada vez causa menos extrañeza asociar a alguien tan pretendidamente ajeno a la filosofía como Freud con Aristóteles y la escolástica, y la desconfianza sólo puede provenir del desconocimiento. Por el contrario, cada vez se ve como más importante el explorar estas líneas de pensamiento, que llegan a Freud a través de Brentano, para entender más cabalmente el significado del movimiento psicoanalítico iniciado en Austria. Franz Brentano, ex dominico austríaco, gran estudioso de Aristóteles y la escolástica, fue profesor de Sigmund Freud y de Edmund Husserl en diversas épocas y circunstancias. Pero a ambos les transmitió su teoría de la intencionalidad como característica de los fenómenos psíquicos. Esa doctrina de la intencionalidad de la mente y de todos los fenómenos psíquicos fue recogida por Brentano a partir de Aristóteles y la escolástica, y fue así como esa doctrina tan antigua influyó en esas dos corrientes de pensamiento tan importantes para la cultura contemporánea, que fueron por un lado, el psicoanálisis y por otro, la fenomenología.